¿Quiénes somos?

Somos DELIFLOR, empresa enfocada en lograr la excelencia en la genética de los crisantemos y en construir relaciones para facilitar y optimizar el proceso de cultivo de crisantemos, ayudando a nuestros clientes a mejorar su experiencia en el desarrollo de su negocio en el mundo.

Somos una organización visionaria, sólida, rentable, moderna, ágil y flexible, que cuenta con personal idóneo y comprometido con los resultados sobresalientes en un ambiente de trabajo caracterizado por el respeto, la transparencia y la confianza.

Contamos con el reconocimiento de los diversos públicos de interés por nuestra responsabilidad social, por el cumplimiento de nuestras obligaciones y compromisos, por ser una empresa humana y ser un gran lugar para trabajar, caracterizada por la excelencia en la atención y el servicio.


¿Qué hacemos?

Buscamos permanentemente la excelencia genética de los crisantemos.

Facilitamos y optimizamos el proceso de cultivo de crisantemos, ayudando a nuestros clientes a mejorar su experiencia en el desarrollo de su negocio en el mundo.

Valores corporativos

servicio, humanidad, lealtad, proactividad, responsabilidad, transparencia, flexibilidad, positivismo, alegres.

Principios corporativos

• Actuamos con transparencia en todas nuestras relaciones.
• Garantizamos estándares de calidad altos en todos nuestros procesos.
• Ofrecemos atención y servicio diferenciados y con conocimiento a nuestros clientes.
• Cumplimos lo que prometemos.
• Somos prácticos y actuamos con autonomía.
• Somos apasionados, alegres, de espíritu emprendedor e innovador.

Somos sostenibles por convicción

Promovemos el crecimiento del sector floricultor, enmarcados en la sostenibilidad, donde la generación de recursos económicos, esté acorde con el respeto ambiental. Somos conscientes de que nuestro proceso productivo demanda múltiples recursos, lo cual, inevitablemente genera efectos en el medio ambiente, por lo que, desde la transformación y promoción de nuestros procesos productivos, así como la generación de cultura ambiental en la compañía, buscamos hacer que cada uno de nuestros procesos sean eficientes en el uso de todos los servicios ambientales.

Investigamos, implementamos y promovemos tecnologías sostenibles y responsables con el uso y la demanda de recursos ambientales.

Desde enero de 2020, hacemos parte de BanCO2, donde buscamos compensar la huella de carbono derivada de nuestro proceso productivo, que pese a los esfuerzos, no es posible llevar hasta cero, aportando voluntariamente una cantidad económica anual a proyectos destinados a reducir las emisiones de CO2, a través del patrocinio a una familia en el páramo de Sonsón, que podrá conservar este ecosistema estratégico.

Fomentamos iniciativas que promueven una mayor responsabilidad ambiental. Por esto, reemplazamos las mallas convencionales por mallas biodegradables de polietileno de baja densidad, estas poseen mayor capacidad de reciclaje tanto mediante procesos mecánicos, como químicos.

CONSUMO DE AGUA: no desconocemos que el agua es un servicio ambiental, más no un recurso exclusivo para nuestro uso, por lo que la totalidad del agua que se consume en los procesos productivos en Deliflor, proviene de reservorio. Reemplazamos el 100% de las bombillas por luces LED, a fin de reducir el consumo de energía.

Nos trazamos el objetivo de minimizar la generación de residuos y maximizar su aprovechamiento, por lo que, realizamos e implementamos campañas de reciclaje, reutización y reducción de plásticos de un solo uso.

Realizamos recolección de tapas plásticas para la Fundación Sanar. Incentivamos el uso de alternativas de transporte sostenibles y que aporten al mejoramiento de la salud física de nuestros empleados y a la disminución de la huella de carbono, mediante la campaña de incentivos por transportarse en bicicleta

Deliflor forma parte del Grupo Beekenkamp Beekenkamp Groep